Introducción: Viaje al abismo o cómo dejarlo todo por nada

¿Colombia? ¿Qué quieres, que te maten? ¿A qué vas a ir, a comprar droga?

Quizá a muchos os parezca exagerado y a otros os parezca una pregunta bastante estándar, que como intuiréis me han hecho en más de una ocasión. Sea la pregunta más en serio o en broma, lo cierto es que Colombia no es un país que goce de muy buena fama, al menos en España. Aunque es algo que va a cambiar –y de hecho ya está cambiando- en los próximos años, estos son los tópicos del país: Guerrilla. Coca. Narcos. Drogas, muchas drogas. Paramilitares. Coca. Putas… y barcos. Bueno, putas sobretodo y unos poquitos barcos. Secuestros. Burundanga. Coca. Asaltos a mano armada. ¿He dicho ya coca?

pablo escobar

La única cara conocida de Colombia en mi país

Hacía ya cerca de tres años que yo tenía la ilusión de venir aquí. Un lugar exótico y poco común para emigrar, con importantes lazos culturales con mi país, un clima muy bueno y gente con fama de acogedora. Perfecto para un cambio de aires y tener una experiencia nueva y distinta. Por temas varios no he venido antes, pero no os voy a engañar: siempre hay una excusa poderosa para impedirte el salto al vacío. Primero pensé que debía ganar algo de dinero. Luego que necesitaba algo de experiencia laboral antes de dar el salto. Luego puede ser la novia. O el miedo escénico. No querer dejar tu casa, o tu coche. Quizá el miedo a perder tu puesto de trabajo. O el miedo a echar a perder tiempo y dinero en el viaje. Y eso por no sumar encima los temores de mis padres: mi jubilación o los años de cotización de la seguridad social. Si ya de por sí a uno le cuesta tomar una decisión así de difícil, tener a tus padres en contra no ayuda precisamente. Desde luego que a mi edad pensar en la jubilación es algo que nadie se plantea, hasta que tus padres se encargan de instalar sus propios temores en tu cabeza. Con lo tranquilo que yo estaba en mis mundos de yupi… Recuerdo a mi madre una y otra vez hablando de la inseguridad, o a mi padre preguntándose ¿qué vas a hacer cuando bajes del avión? Reconozco que esa visión de mí mismo bajando las escaleras del avión en un lugar considerado muy inseguro, donde no conocería a nadie y sin ningún plan en absoluto me atemorizaba profundamente.

Bien, si estás en una situación similar, no te dejes atemorizar: nunca, es el momento perfecto. Y siempre, vas a perder algo a cambio. Sin embargo, atreverme a realizar algo que psicológicamente es tan difícil, es algo que me hace estar contento conmigo mismo. Al final es tan sencillo como calibrar si el riesgo y los presupuestos beneficios del viaje compensan las pérdidas. Y entonces sí, atreverse.

Para superar el temor que mi padre mencionaba, fue tan sencillo como buscarme un plan. Yo ya sabía el lugar, lo que me faltaba era un móvil. Y como mi idea no era ir solamente de turismo, sino explorar el país con idea de quedarme, necesitaba un motivo mayor que visitar monumentos y paisajes. Y este motivo lo encontré en Colombianitos: Colombianitos es una fundación con sede en las principales ciudades colombianas, que se dedica a ayudar a niños de los barrios más desfavorecidos, con idea de alejarles de las pandillas, fenómeno muy habitual aquí, y labrarles un futuro a través de la educación y el fomento de unos valores adecuados. Para mí, una excusa perfecta para saber qué hacer al bajar del avión y tener un soporte de entrada al país, y de paso conocer una realidad distinta e intentar ser útil para los más necesitados. Tuve una entrevista por videoconferencia y me aceptaron, dejándome elegir la sede a donde iría. A mí me interesaba una ciudad de tamaño medio-grande (emulando a mi querida Barcelona), y con buen clima todo el año, de modo que pudiera ahorrarme el invierno. En Colombia por suerte hay varias que cumplen esta condición: Medellín, Cali, Cartagena y Barranquilla. Bogotá quedaba descartada, pues está a casi 3000 metros de altura y tiene por tanto un clima bastante desapacible, además de ser un poco demasiado grande para mi gusto –ocho millones de personas-. Finalmente me decidí por Cartagena: a priori la más turística, y por tanto segura, de esas ciudades. En pleno mar Caribe, y con la ventaja de que la sede de Colombianitos no quedaba demasiado alejada del centro en comparación con otras ciudades, de modo que me permitiría disfrutar la ciudad sin perder demasiado tiempo en transporte.

palma-cartagena route map

Ruta Palma de Mallorca – Cartagena de Indias

Una vez acordada mi llegada, sólo me quedó comprar un billete de ida, sin retorno. Interesante remarcar que los billetes sólo ida son habitualmente bastante más caros que los de doble sentido. Digamos que no pagas el 50% del precio si no entre un 70-90%. Además, si el vuelo no es un Madrid-Bogotá sino un Mallorca-Cartagena los precios se disparan, pues hay que pasar por los principales aeropuertos internacionales para realizar la conexión, y es muy complicado enlazar los vuelos sin pasar ni muchas ni pocas horas de espera y mantener la rentabilidad. Finalmente encontré una alternativa barata a través de Miami, de modo que aprovechaba el viaje para pasarme ahí una semanita. No era la solución más económica, pero sin duda fue la más rentable y bien amortizada.

El macro-avión en el que crucé el Atlántico: vuelo Copenhague-Miami

Y esa es mi experiencia. A modo de resumen decir que lo más difícil –desde el punto de vista psicológico- es comprar el vuelo. Una vez hecho eso, el resto es muuuucho más sencillo y los pasos son los lógicos: papeleo para poder trabajar legalmente en el extranjero (muy recomendable hacerlo antes de salir del país), prevención sanitaria (vacunas), hacer la maleta y… hey, oh! let’s go!!

———————————————————————————————————————————————

Próxima entrada: Cómo empecé y por qué estoy metido en el mundo del poker 

Anuncios

8 comentarios en “Introducción: Viaje al abismo o cómo dejarlo todo por nada

  1. ¡Te sigo!
    Muy mal, te tienes que vender mejor. En vez de la foto de Escobar que los más jóvenes no sabrán ni quien es tienes que poner alguna bien sexy de Sofia Vergara, si la conocen bien y si no pues también 😉

    Me gusta

    • Pues no se me ocurrió… es verdad que Sofia es también muy conocida. Lo que con la foto también quería intentar explicar el mal concepto que se tiene de Colombia desde mi país, y Sofia Vergara no sé si es buen ejemplo para ello xD

      Por cierto que la nueva miss universo es colombiana también! =)

      Me gusta

  2. Muy buena tu iniciativa! Grande bolas! jaja
    Estaría bueno que completes las entradas con mas fotos de paisajes urbanos y humanos. Como solucionaste el tema dinero? Fuiste con trabajo o ahorros?

    Me gusta

    • Buenas Yosherman =) Bueno, espera a que llegue a Colombia y colgaré algunas fotos, de momento en el blog no he contado nada xD. De todos modos estoy pensando abrir una “galería” de fotos ya sea en facebook u otro sitio, en lugar de llenar cada post de fotos.

      Dinero: salí con ahorros para unos meses. Hice un mes de papeleo en España para poder trabajar legalmente de arquitecto en casi cualquier país de Suramérica, y llevo ese tocho de papeles conmigo. La idea no es meterme en un despacho sino hacer poker + algún trabajillo de amigos o conocidos que pueda salirme por el camino. Pero mi preparación es mi seguro en caso de que vengan mal dadas. Y conseguir trabajo de lo mío aquí no es demasiado complicado por lo que me he podido informar.
      Saludos! =)

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s