Rememorando: Miami Beach

Mi primera semana fuera de España fue en Miami. Una parte del viaje que he obviado, pero que supongo a mucha gente le interesará. Al fin y al cabo, ¿cuántos vais a querer ir a Colombia o a Venezuela? Pero seguro que más de uno estará pensando en ir a Miami…

Lo primero que hay que recalcar de Miami, y principal motivo por el que visité la ciudad, es que tiene vuelos low cost… desde Europa. Y encima vuelos con origen en Mallorca. El hecho de que desde mi isla, pueda volar con la misma compañía a Miami, simplifica el tema, ya que comprar un vuelo nacional seguido con otro intercontinental te obliga, o bien a perder mucho tiempo en el aeropuerto para tener seguridad de no perder el vuelo gordo, o bien a ir con el tiempo justo y acojonado por si pasa algo. Y para rematar, desde Miami también hay vuelos low cost a… Cartagena, sí.

Luego, Miami es otro de esos sitios que, sin haber estado, podría pensar que me gustaría para vivir. Playa, una ciudad grande, buen tiempo todo el año, ambiente relajado, economía potente, se habla español… así que a priori suena interesante.

Downtown Miami

Miami es una amalgama de culturas. Una ciudad donde el español es primera lengua, por delante del inglés. Una especie de sopa con un poco de todo: como si juntáramos un poco de cada país de Latinoamérica, otro poquito de España e Italia, y un poco más de los afroamericanos y de los americanos de origen europeo. Metemos la mezcla en la batidora, la dejamos reposar 100 años y tenemos Miami. La primera ciudad del mundo en cuanto a porcentaje de extranjeros viviendo en ella. Digamos que hay dos grandes grupos: los “latinos”, que son el principal y que se comunican fundamentalmente en español, y los afroamericanos, que son minoría y se comunican en inglés. Vaya, que si estás pensando en ir a Miami para aprender inglés (como algunos con los que coincidí en el hostel), aún estás a tiempo de cambiar de idea.

La ciudad es hoy por hoy la capital económica del sureste de USA, cosa que notas cuando visitas el Downtown, típico centro americano con sus rascacielos de oficinas. Más allá de eso, diría que es una ciudad poco “auténtica”, de esas ciudades tan cosmopolitas, que llega un momento que no representan nada del país en que se asientan. Si bien si estás en Miami no tendrás duda alguna de que estás en USA, no quita que la ciudad sea una especie de ovni, que poco tiene que ver con el resto del país.

miami mapa

Plano del centro de Miami. Al este, Miami Beach.

Reservé en un hostel en Miami Beach, la zona donde están todos los turistas. Como dice el nombre, es donde queda la famosa playa, y como veis en el mapa, es una isla aparte frente a la ciudad. Es también el centro neurálgico de fiesta y vida nocturna.

1897810_364320400393640_3659021383080266778_n

Las calles de Miami Beach recuerdan al GTA Vice City

Creo que de lo más espectacular que experimenté, fue la llegada al hostel. Tuve que pasar varias veces por delante para darme cuenta de que no me había equivocado de lugar. Pero mejor os dejo ver el vídeo, que una imagen vale más que mil palabras.

Y bueno, esto os da una idea de lo que es Miami Beach de noche. El hostel estaba a apenas unos metros de la playa. Miami Beach es ese rollo de: levantarse, comer, playa, cenar, fiesta, dormir, levantarse, comer, playa, cenar, fiesta… etc. durante días y días hasta que se va tu avión. Cada noche una fiesta distinta en una discoteca nueva, da igual lunes que sábado, todos los días valen.

Lo vais a encontrar en México con el nombre de Cancún o Acapulco, En Cuba con el de Varadero, con el de Punta Cana en Dominicana… o en nuestro país, un Benidorm, un Lloret de Mar, o un Arenal, en mi isla. Vaya, que para vivir eso no hace falta irse tan lejos… yo que soy de Mallorca lo tengo un poco visto. Cambia un poco la playa, las olas del mar, dos palmeritas de más, los gorilas y los cacheos en las discotecas… y sí, esa parte latina que hace única a Miami; pero si venís por estos lares, por favor que sea para hacer algo más que eso.

Miami Beach

Miami Beach

Lo bueno de estos sitios, es que es fácil conocer gente, porque hay un montón de viajeros, del rollo mochilero, que van dando vueltas por el mundo y pasan por los hostels de ciudades como esta. Así que rápidamente intercambias cuatro palabras y ya tienes con quien salir a la noche.

10418466_364320933726920_370684537867662954_n

Francia, Australia y España de visita por la ciudad

Y como no, como buen novato viajando solo, la lié parda en la primera noche… de modo que al despertarme la mañana siguiente había perdido mi pasaporte, DNI, y las dos tarjetas de crédito. Todo lo que no debía perder, perdido. Precisamente porque lo llevaba en mi bolsillo por temor a que me lo robaran. Para colmo, aquel día era viernes a la mañana… lo que significa que en España era viernes a la tarde. O sea, bancos cerrados hasta el lunes y yo sin dinero para vivir ni un fin de semana. Un What the Fuck enorme para empezar el viaje.

Menos mal que el portátil no me cupo en el bolsillo esa noche, y lo pude usar rápidamente para bloquear las tarjetas. Y, ¿qué ocurre nada más bloquearlas? Sí, apareció todo. No voy a dar más detalles sobre el perdido y encontrado, porque me siento algo ridículo, pero… el caso es que de la noche a la mañana me encontré con mis dos únicas fuentes de dinero bloqueadas y con apenas veinte dólares en el bolsillo. La angustia hace aparición, y lo primero que hago es llamar al banco Santander, en el que tengo cuenta pero no tarjeta, y que también tiene sede en Miami. Resulta que aunque tienen el mismo nombre, son bancos distintos, independientes. Mala suerte. Acto seguido y aún en “shock”, llamo al consulado español en Miami para pedir ayuda. Ellos me dan la solución fácil y obvia, pero que a uno en esos momentos no se le ocurre… usar un servicio de envío de dinero. Qué alivio. Llamo a mi padre y le pido dinero. Sí, llevo un día fuera de mi país, y ya estoy pidiendo dinero a mis padres. Empezamos bien.

Por suerte al día siguiente tenía ya mi dinero para sobrevivir el fin de semana, y el lunes conseguí desbloquear (a pesar de que no es nada fácil) ambas tarjetas. Y menos mal, porque conseguir una tarjeta nueva de mi banco no hubiera sido nada sencillo, y mucho menos en Colombia…

La lección que saqué de todo esto fue clara: no meter todos los huevos en la misma cesta. Desde entonces y durante el resto del viaje, nunca he llevado el DNI, ni el pasaporte encima, y sólo una de las tarjetas. Además, cada uno de esos documentos los escondo en un sitio distinto, de modo que si me roban o se pierden, siempre tengo con qué defenderme.

Si bien es obligatorio viajar con tu pasaporte, en países subdesarrollados creo que es más probable que te metan en problemas si llevas el pasaporte, que si no lo llevas. Me han contado algún caso que otro de chantaje policial. En todo el año fuera he llevado como identificación mi carnet de conducir de la Unión Europea, y puedo decir que es mano de santo.

El resto de la semana, sin altercados. Visitando un poco la ciudad, y la mayor parte del tiempo en la playa o de fiesta por la noche. Como anécdota, un día que paseaba por la ciudad me topé con una tienda de armas. Entré a ver el percal, y la verdad que, para alguien que viene de un país donde las armas son ilegales, es alucinante. Fusiles, ametralladoras, todo tipo de armas de todos los colores. Uno puede comprar una pistola desde cien dólares. Como quien se compra un teléfono. Welcome to the USA.

10639518_10152425388215745_2820401672073804253_n

En Miami Beach con Chile y Colombia ^^

Os dejo con esta canción, que sonaba a todas horas cuando estuve hace unos años en Cuba y que al volver a España descubrí que tiene una versión inversa en la que la letra cambia “La Habana” por “Miami”. Yo me quedo con la versión cubana; aunque para gustos, colores.

Anuncios

2 comentarios en “Rememorando: Miami Beach

  1. A mi USA no me llama nada de nada, estuve en NYC (un mes becado), Las Vegas y San Francisco y se disfrutó pero tuve más que suficiente. Existiendo tantos lugares mágicos en el mundo por conocer espero no tener que volver a poner un pie allí, cosa que será hasta difícil, porque en alguna escala seguramente haya que parar por allí como hiciste tú.

    Muy curioso el ambientazo del hostal. Lo deben tener bien específicado donde se anuncien, porque como caiga por allí algún despistado buscando calma lo lleva claro jaja.

    Un saludaco.

    Me gusta

  2. Siii, yo creo que USA no está hecho para el tipo de viajero que somos tú y yo ^^.

    Es un país caro y que culturalmente tiene poco que aportar, ya que lo tenemos más que visto en televisión, y nuestro mundo se parece demasiado al suyo. Por eso no nos atrae como otros lugares 😛

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s