Viajando por un paraíso: Canaima y Orinoco (I)

Y llegó el momento del viaje. Una vez me establecí en Caracas y me di cuenta de que buscar paquetes de viajes en las agencias era un esfuerzo estéril, me lancé a la aventura. Nunca he sido de esas personas que compran paquetes de viajes, pero en un país tan inseguro y sin saber dónde me iba a meter, me pareció la mejor opción. Sin embargo, visto que comprar paquetes en las agencias era tan complicado, y que el instinto me alentaba a continuar, decidí que lo haría como fuere, con o sin paquetes.

Venezuela es un país que por su condición está “virgen” en cuanto a turismo. Éste es casi inexistente en comparación a lo que podría llegar a ser, y fundamentalmente de carácter nacional. Es un país que no se han molestado en explotar, y eso lo hace especialmente interesante. Sin duda un destino totalmente recomendable el día que mejore algo el tema de la seguridad. Unos parajes naturales fuera de serie y de todo tipo: Montaña, playa, selva, desiertos, ríos, islas, sabana… una auténtica pasada de sitio que hacen del país el mejor de cuantos he explorado (y he visitado unos cuantos).

Venezuela general

Mapa general del país. El Orinoco es el río que lo cruza, pasando por Puerto Ayacucho, Ciudad Bolívar y Ciudad Guayana (conocida también como Puerto Ordaz). Al sur del río queda la selva amazónica, y al sureste la Gran Sabana, alrededor de la carretera que va de Ciudad Guayana a Boa Vista (Brasil).

Sigue leyendo

Anuncios

La soga del muerto

Así es como la llaman.

Cuando vine a América, sabía que era una de las cosas que iba a probar, tarde o temprano. Mi amigo Dani, arquitecto también, se había pasado un año en el Amazonas de intercambio universitario, y no paraba de hablar de esto. Tanto la recomendó y tan buena experiencia decía haber tenido, que me metió el gusanillo. Ya existe en Europa, aunque a precios estratosféricos y muchas veces sacada de contexto, pero se está poniendo muy de moda. Dani me recomendó probarla como lo había hecho él, en la selva, y a cargo de un chamán que la prepare. Así que como en Venezuela llevaba idea de entrar al Amazonas en algún momento, entré en contacto con un grupo en Facebook que se dedicaban a realizar tomas de ello. Al final lo de la selva fue imposible, pero no es tan relevante. Los que no os oléis aún de que estoy hablando, estaréis pensando que me he vuelto loco… ¿de qué está hablando el drogadicto este??

Sigue leyendo

…y llegó junio; ¡a pagar impuestos!

Voy a hacer un paréntesis en cuanto a la tónica del blog para hablar sobre el tema de la tributación, aprovechando que por estas fechas todos debemos declarar a hacienda. Este año va a ser el primero en el que yo haga la declaración, y en unas circunstancias bastante cómicas (desde Colombia). Este post está orientado a la gente que se dedica a jugar a poker online, ya sea como ocio o como forma de vida, aprovechando que para muchos de ellos será este año también su primera declaración de la renta. Así que si eres del mundillo off poker, quizá esta entrada te parezca un poco coñazo… de todos modos, te animo a dar tu opinión, quizá así pueda mejorar mi visión del asunto. Intentaré filosofar un poco sobre todo el asunto, así quizá puedas sacar alguna conclusión en cuanto a tu propio pago de impuestos.

Preparaos bien, porque…

Sigue leyendo

Disfrutando Caracas

Sin duda, Caracas es una ciudad donde me planteo quedarme a vivir, el día que mejore la crisis venezolana. Mi estancia allá fue divertida, además de provechosa económicamente.

El primer acierto fue contactar con gente de couchsurfing, pues esta comunidad va mucho más allá de “conseguir una casa gratis”, y de hecho en esta ocasión lo usé exclusivamente para introducirme socialmente en la ciudad. Gracias a Sahira, Oswaldo y Carolina descubrí partes de Caracas que de otro modo no hubiera explorado jamás.

El centro de Caracas no me pareció tan peligroso como cuentan. Imagino que es como todo, el peligro es inherente, y si no tienes mala suerte, pues no lo sufres. Me gustó el centro porque está más cuidado de lo que esperaba, y se ven bastantes edificios nuevos/modernos, en comparación con el resto de ciudades de estas latitudes en las que había estado hasta la fecha. También me agradó que tuviera varias calles peatonales, se agradece, pues en estos países el peatón es prácticamente un cero a la izquierda y los coches te atropellan allá donde vayas. Vi varias bilbiotecas, el panteón donde tienen enterrado a Bolívar, el parque de Carabobo, y otros sitios emblemáticos. Peculiar me pareció la plaza del Venezolano, donde cualquiera que pase se pone a bailar en cualquier momento, algo desde luego insólito en mi país, y que da una idea de lo genial que es aquí la gente.

gente bailando p venezolano

Gente bailando en la plaza del Venezolano

Sigue leyendo

La anarquía socialista

Como todos sabéis, Venezuela, cuyo nombre oficial cambió hace unos años y ahora se llama República Bolivariana de Venezuela, tiene un gobierno socialista o comunista, como se le quiera llamar. Hugo Chávez, carismático político y militar, subió al poder en 1999, y desde entonces han venido 16 años de gobierno socialista initerrumpido. En cuanto a la ideología, este tipo de gobierno se caracteriza por intentar crear un estado fuerte que pueda ocuparse con eficacia de la mayor parte de asuntos relativos al país, como contraposición al liberalismo y al laissez faire. En concreto, el gobierno venezolano lleva tan al límite esta aserción que recuerda un poco a aquel gobierno del Gran Hermano en 1984. Los tentáculos del estado son alargados y se inmiscuyen en todo tipo de terrenos.

Nuestro querido Comandante Hugo Chávez

Sigue leyendo

Cómo atracar un banco sin proponérselo

Hoy tendremos una clase de economía… tela telita. Tened en cuenta que los números que pongo son de cuando yo estuve allá, hoy han cambiado un poco por la hyperinflación.

Al entrar en el país, lo primero que llama la atención es el cambio de divisas. Es algo realmente complejo de entender desde fuera del país, y sólo lo logré comprender una vez dentro. Intentaré explicarlo: el gobierno establece tres tipos de cambio: uno a 6,30 bolívares fuertes/dólar, con el que se compran algunas medicinas y alimentos básicos. Otro a 12 BsF/$, precio al que se dispone el famoso CADIVI, que son 3.000 $/año y persona para viajar al extranjero, y otros 300$ para compras por internet. Esto es lo que permite a los venezolanos salir del país o comprarse smartphones, ya que de otro modo les sería prácticamente imposible. Luego está el SICAD II (hasta febrero de 2015) que rondaba aproximadamente los 55 BsF/$. Este precio es el que usaba el gobierno para disponer dólares a las empresas que deseaban importar productos de fuera del país. Como el petróleo ha bajado muchísimo y el gobierno no puedo asumir esos costes, en febrero el SICAD II desapareció para convertirse en SIMADI, o sea, cambia el nombre para ocultar una subida hasta los 173 BsF/$, casi cuatro veces el cambio anterior.

Saludando a los artífices de la revolución cambiaria

Saludando a los artífices de la revolución cambiaria

Sigue leyendo

Caracas, la jungla de cristal

Supongo que todo el mundo ha visto esa película. Bruce Willis luchando contra unos malos malísimos que atracan un rascacielos en L.A. Bueno, creo que es un título que a esta ciudad le viene como anillo al dedo, por toda su connotación.

En primer lugar, debo decir que me encantó Caracas. Yo venía de pasar casi tres meses en Cartagena, y quince días poco menos que en medio del monte. Llegar a Caracas en mi mente fue como: “esto, es lo que estaba buscando”.

DSC_0186

Vista de Caracas con El Ávila al fondo

Sigue leyendo